sábado, 28 de septiembre de 2013

HELADO DE LECHE CONDENSADA

¿Tenéis heladera?

Yo sí, está en casa desde hace unos meses y la verdad es que creo que es la compra más interesante que hemos hecho en lo que se refiere a pequeños electrodomésticos. Pensaba que sería una de esas cosas que se usan un par de veces y después se arrinconan para siempre pero la verdad es que le estoy dando mucho uso.

Los helados que hace están buenísimos y aunque al principio buscaba las recetas en la red, ahora me atrevo a improvisar.

Casi todas las recetas de helado incluyen un ingrediente que si es la primera vez que tropezáis con él puede que os suene, cuanto menos, raro: azúcar invertido. Se trata de una especie de jarabe que se prepara mezclando ácido tartárico y bicarbonato sódico. No pongáis esa cara, no es nada complicado, simplemente es hacer una preparación con unos sobres que yo al menos sólo he encontrado en Mercadona. Podéis hacer una búsqueda en la red y encontraréis fácilmente la receta.

El azúcar invertido es necesario para obtener una textura más cremosa, para que no cristalice al congelarse, pero no es absolutamente imprescindible, por eso a veces no lo pongo. Hoy, por ejemplo, no lo he usado.



Ingredientes:

200 ml de nata para montar.
2 yemas de huevo.
400 gr de leche condensada.
2 yogures griegos.

Preparación:

Montamos la nata, añadimos después las dos yemas de huevo, la leche condensada y los yogures griegos. Mezclamos de nuevo y lo ponemos en la cubeta de la heladera. Treinta minutos después ya podemos saborear nuestro helado, aunque a mí me gusta dejarlo al menos una hora más en la nevera.

Con estos ingredientes suelen salir unas diez bolas. Para servirlo queda muy chulo espolvorearlo con virutas de chocolate, caramelo líquido o sirope del sabor que te apetezca. A vuestro gusto. De momento del resultado no hay foto porque este es el postre de mañana.

La receta de...

2 comentarios:

  1. Ole, ole y ole!! Jejeje.

    Yo no soy nada cocinillas pero me gusta mirar de vez en cuando recetillas para que mi churri me las haga los fines de semana, jajaja. Ojo! Que cocinar cocino estupendamente, pero no me gusta y sigo siempre las recetas al pie de la letra.

    Voy a estar muy atenta porque, aunque no tengo heladera y no soy dulcera, seguro que me sorprenderás con muchas y buenísimas recetas.

    Un besazo enorme y adelate con este nuevo reto!!!

    ResponderEliminar
  2. No, no tengo heladera, pero si la tuviera me encantaría hacer este helado porque me chifla la leche condensada. Lo del azúcar invertido, es nuevo para mí, cuánto aprendo con tus entradas, Mayte!!

    ResponderEliminar