viernes, 2 de enero de 2015

LICOR DE CAFÉ Y WHISKY

Esto fue un experimento de Nochevieja. Bromeando en Facebook con una amiga, me animó a hacer este licor "clandestino". Acepté el reto después de comprobar que tenía todos los ingredientes a mano y os puedo asegurar que el experimento tuvo un éxito rotundo.

No puedo poner foto, no dio tiempo a hacerla...

Ingredientes:

Un bote de nata para montar pequeño.
Un bote de leche condensada pequeño.
Esencia de vainilla,
Medio vaso de whisky
Un sobre de café instantáneo.

Preparación:

Preparáos para la súper difícil misión de hacer esta bebida. Ponemos la nata en un recipiente apto para la batidora. Echamos el bote de leche condensada. Añadimos una cucharada de esencia de vainilla líquida (hay quien echa también canela pero a mí se me olvidó). Ahora, el medio vaso de whisky, el sobre de café y...

¡ponemos en marcha la batidora!

Tuve cuidado de que la nata no se llegase a montar, aunque amenazaba con hacerlo. Quedó una crema de consistencia espesa que tuve enfriando cuatro horas antes de probarlo. Era Nochevieja. Hacía un frío de mil demonios, ni frigorífico ni nada, ¡¡¡la puse en la ventana!!!

El resultado, juzgad la conversación:

            -A mí poquito que esto tiene que engordar un huevo -dijo la primera invitada.
            -Eso, no te pases echando que tiene whisky además -añadió la segunda.
            -Yo, solo probarlo que luego tengo que conducir; además, estas cosas no me gustan mucho -puntualizó la tercera.

A los dos minutos o menos.

             -Yo casi que me animo con otro, pero echa más que está buenísimo. Oye, que una noche es una noche -dijo la primera.
              -Yo también quiero, la verdad es que entra solito y no parece que esté muy cargado -añadió la segunda.
              -¿Me puedo llevar lo que sobre a casa? -preguntó la tercera.

No creo que haga falta decir que estaba de muerte.

Por cierto, mezclado con un café solo es delicioso.

4 comentarios:

  1. Jajjajaja ya te dije que seria un éxito asegurado!! Aquí todavía queda un poquito... pero claro, yo hice dos litros jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Lo mío fue un litro escaso y no queda ni para la foto!!

    ResponderEliminar
  3. Yo hago una parecida, aunque en lugar de nata es con leche Ideal, en la misma medida que la condensada, y la misma medida de whisky... ejem...
    Y, luego, hay una variante que es para pegar alaridos: cambiando el café instantáneo por cacao y el whisky por ron... bueno, está de muerte. Os lo aseguro.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta estupendísima!!! Seguro que acabo probando.

    ResponderEliminar